2RVheadernuevo Biblioteca
"Desde 1992 en Re-vista Vocacional
te ayudamos a elegir tu camino"

Los MBA se diversifican: nuevos contenidos, modalidades y alumnos

En 2014 unos 45.000 profesionales optarán por programas de posgrado. Cuáles son las novedades en las maestrías de negocios..

Por Gabriela Samela
Especial para Clarín
2 de febrero de 2014

Los últimos 20 años fueron testigos del crecimiento constante de los posgrados en la Argentina. Según las últimas estadísticas disponibles de la Secretaría de Políticas Universitarias, la matrícula estudiantil para las carreras superiores aumentó un 214% entre el año 2000 y el 2011. Y para el próximo ciclo lectivo, unos 45.000 profesionales optarán por maestrías, especializaciones y cursos de posgrado, de acuerdo a la estimación de la red social y buscador Interuniversidades.com.

Dentro de la oferta de maestrías, cuya matrícula creció un 175% entre 2000 y 2011, los llamados MBA o, en nuestro país, Maestrías en Administración (o Dirección) de Empresas (o Negocios) se volvieron un must para quienes apuestan a la carrera corporativa o a desarrollar su propia empresa.

Si la necesidad de tener un título de MBA en el currículum ya no es novedad, sí lo son las múltiples modalidades, contenidos y metodologías que se ofertarán en 2014.

Los principales cambios vienen de la mano de la flexibilización de la currícula, con la incorporación de materias electivas, y en las metodologías. “Cada vez más, los alumnos buscan lo práctico: estar en las empresas y analizar con las empresas. Te sacan del aula”, apunta Andrea Takahira, directora ejecutiva del MBA Full Time de IAE, la escuela de negocios de la Universidad Austral. “La tendencia va hacia la práctica, con información actual de las problemáticas reales. Algo así como una formación ‘con las manos en la masa’”, agrega.

También para Daniel Iriarte, experto en headhunting y director de Glue Consulting, el desafío que enfrentan las escuelas de negocios es metodológico. “Es importante innovar la currícula con herramientas de enseñanza estimulantes e interactivas, que toquen el contenido en profundidad, pero de modo más didáctico y con casos de estudio locales”, opina.

La explosión de las maestrías en Administración de Negocios se produjo a finales de la década del 90. Ya en el año 2004, quienes estaban interesados en cursarlas “contaban con 15 alternativas en la región metropolitana de Buenos Aires”, informa Teresa Martín, directora de Revista Vocacional Publicaciones, que edita guías de carreras de grado y posgrado. “En la actualidad la oferta es de 18, es decir un 20% más, aunque dentro de este período 6 propuestas son nuevas y 3 se dejaron de dictar”, agrega. Para Martín, la tendencia más novedosa en los últimos años es la aparición de alternativas de formación para la administración de empresas de base tecnológica e industrial.

En los últimos años, muchos MBA comenzaron a flexibilizar sus planes para incorporar al menú materias optativas de temas actuales. Sebastián Auguste, director del MBA y el Executive MBA de la Universidad Torcuato Di Tella (UTDT) observa que hay una tendencia “a tener una currícula algo más flexible para que los alumnos se puedan formar más en áreas de interés, pero sin perder de vista que el MBA es un programa profesional y generalista que apunta a desarrollar una visión global y estratégica, lo que se opone, en cierta forma, al concepto de especialización”.

La creatividad es uno de los temas que se sumará en 2014 a la formación en los MBA. En el IAE, que amplió la oferta de materias electivas tanto en la modalidad Executive como en la Full Time, hay dos que trabajan esta cuestión: Arts and Management y Creatividad Aplicada. La primera plantea, entre otros objetivos, “encontrar el propio estilo creativo personal en el marco de las actividades artísticas” y “liderar en contexto creativos”. La segunda examina los patrones de creatividad y cómo se utilizan. En ambos casos, las claves son el vínculo entre creatividad y gestión y la capacidad de resolver problemas de manera original.

En el caso de UP, “el programa sufrió varios cambios en su estructura curricular”, cuenta Gabriel Foglia, decano de la Facultad de Ciencias Económicas. “En la actualidad tiene un core de management general, una amplia oferta de cursos electivos, de los cuales el alumno debe optar por seis, y cursos de cierre”, describe. Los cursos electivos permiten al alumno orientar su MBA en distintas disciplinas, dándole una orientación a su título de magíster, como por ejemplo, Marketing y Comunicaciones Integradas, Recursos Humanos, Finanzas, International Business o Entretenimiento y Medios.

También las modalidades de cursada se diversificaron, sobre todo a partir de la oferta de distintos formatos intensivos. El ITBA, por ejemplo, está estudiando incorporar en 2014 una opción que “consistiría en hacer un jornada y media completa por mes”, informan.

Pero los cambios no sólo vendrán en los programas y los métodos: también se transforma la composición de las cohortes. Cada vez más mujeres, más extranjeros y más diversidad de profesionales pueblan las típicas aulas circulares de las maestrías de Negocios.

Según los datos relevados por Interuniversidades.com, la edad promedio de quienes realizan un MBA en la Argentina es de 35 años, con 4 años promedio de experiencia laboral y el 22% son extranjeros.

El número de mujeres creció, según consignan todas la universidades consultadas, aunque siguen siendo minoría, entre el 25 y 30%, salvo en el caso de la UP, donde alcanzan el 51% de la matrícula.

Por otro lado, “se observa cierta presión a la baja en la edad: cada vez quieren hacer el MBA más jóvenes”, dice Auguste. En la UTN de Buenos Aires, por ejemplo, “en el año 2000 el promedio de edad era de 38 años y en la actualidad estamos en un promedio de 30”, informa Fernando Gache, director académico de la Maestría en Administración de Negocios.

El directivo de la UTDT también indica que hay un incremento en la demanda de empleados de empresas pyme. “Hemos tenido muchísimos casos de alumnos que eran los primeros MBA en la historia de sus compañías”, ilustra.

Además, “hoy en día, cada vez son más los egresados de carreras no relacionadas con las ciencias económicas que quieren hacer el MBA: desde abogados hasta antropólogos, psicólogos y arquitectos, entre otros”, enumera Foglia. “Son quienes más aprovechan las herramientas que ofrece el programa, además de agregar mucho valor en el aula”, opina.

Por su parte, Lina Zubiría, coordinadora de Estudios de UADE Business School, resalta que en los últimos años “hemos tenido en el MBA mayor incidencia de profesionales tales como médicos, biotecnólogos y farmacéuticos”.
Volver a la página anterior
Revista Vocacional footer